Tuesday, January 20, 2009

Un ultimo dibujo y...


Alguna vez vimos a un niño dibujar ciertos garabatos que solamente el entendía. Para él, era todo un mundo, una realidad. Aunque nosotros como segundas personas, no llegaramos a enteder, podíamos ver que tenía un significado, existía.
Este niño no estaba hechando mentiras, plasmaba una ocasión, emoción, rencor, etcétera. Cualquiera que hubiese sido su visión de lo que dejo en el papel, no estabamos en criterio de juzgarlo, pero si de cuestionarlo.
¿Que pasaba si uno le pedía a ese niño que nos hiciera un dibujo con cierta temática? el hechaba a volar su imaginación y en cuestión de minutos te entregaba lo que le pedías, entonces, era aún mas difícil cuestionar, ya que era su interpretación, no la nuestra, podíamos preguntar, por consiguiente. Sus respuestas eran totalmente acertadas. No había mentira en el.
Entonces el chiquillo observaba detenidamente cada una de tus reacciones faciales, cada respiro, cada parpadeo de ojo y movimientos de mano,
que para el significaban miles de cuestionamientos silenciosos que derivaban a una sola pregunta... ¿No te gusto?. Despues de eso, espera cautelosamente la forma en que responderá, si murmurara, si no dirá nada o si solamente dirá que no y lo devolverá. Pasa un rato, que para ese niño fueron horas, pero la respuesta fue: Sí. Así de sencillo. No mas, no menos.
Un poco confundido el niño, hace otra pregunta, ¿le entendiste?. Y la respuesta fue : No, no le entiendo. Es que esto esta fuera de lo normal, mejor le hubieras puesto este color, le hubieras cambiado la forma, le hu...
Calladamente observa pero no escucha y empieza a cuestionarse así mismo, ¿como no le entiendo si el me dijo el tema?, ¿ por qué no aprecia lo que hice?, si el me dijo que lo hiciera, y no me dijo como y ahora quiere que cambie todo. El niño en ese momento se sintió como un mentiroso. Le dijeron que eso no era así, que no podía ser eso y le dieron las especificaciones de como "se debía hacer". Renegado, empezo a trazar, viendo como cobraba vida, un dibujo inanimado, inherte, lleno de persuaciones sociales de como deben ser las cosas, y acabó el dibujo, le dijeron: Oye no me gusto... El dibujo, me gusto mas como tu lo hiciste y lo imaginaste, es mas original, llama más la atención. Sin dar una mínima explicación, y sin que pudiese el darla, su trabajo fue aceptado. Y se dijo así mismo: si uno le cambia la manera de ver las cosas a la gente y modifica su entorno, casi causo una gran malestar, pero que al final de todo logre un bienestar, entonces me dedicaré a mostrar mi mundo en su mundo...
¿Y si causo una REVOLUCION?, podré cambiar la forma de pensar?
No decimos mentiras. Vemos al mundo en otra perspectiva.
Cambiamos la imagen del mundo, pero no su realidad.
Damos un mensaje. Pero nunca cambiamos la lengua.
Escribimos diferente, pero no indeferente a tí.
Habitamos en el mismo mundo, pero no vivimos en el mismo.
Hablamos el mismo idioma, pero no el mismo lenguaje.

El niño dejo de dibujar? ;Si aun te lo preguntas, SI, si dejo de hacerlo.