Tuesday, January 20, 2009

Una vida de preguntas mi amigo el "GORDO"


Hay muchas variaciones en el pensamiento habitual de cada uno de los personajes caminantes en esta tierra. Cada uno encerrado en su pequeño o gran mundo al que le suelen nombrar VIDA. Pero, ¿A qué se le llama tener o hacer una vida?
Esta es la reflexión del "Gordo":


El Gordo creció probablamente conforme a un destino, a un plan, a llevar una vida que solamente el lograría entender.
Desde chico fue creciendo con preguntas que habitualmente un niño no se preguntaría al estar entretenido jugando con sus amigos, viendo las caricaturas o lo que normalmente hacen todas las familias, ir a una plaza a caminar, al cine, a visitar a la mamá de alguno de los padres. Y así iba transcurriendo su vida y se preguntaba, ¿Por qué tenemos que venir a la plaza a caminar como todo los demás?, ¿A caso alguien les dijo que eso es lo que todas las familias tienen que hacer?
El no vivía frustado por la vida que estaba llevando, tampoco era un humano triste, solamente se preguntaba las acciones repetitivas de cada uno de los seres que le rodeaban. Igualmente él existe por una constante costumbre. Buscar una pareja, seguir el mismo juego rutinario del amor, crear una esperanza de vida con una pareja, casarse y luego como es usual, tener hijos.
El no pensaba que fuera mal, el solamente se preguntaba, ¿Por qué tenemos que hacer eso?, ¿ A caso es algo necesario? Un día su papá le dijo: Es parte de nuestra naturaleza. El niño lo vió y empezo a navegar en un mundo de costumbres que tiene generaciones transcurriendo. La proceación de la raza, que siga transcurriendo el gen de la familia, buscar un status social o buena imagen ante los ojos secundarios. ¿Quién sabe?, el pensaba que solo eran cuestiones que se dieron a través de la vida y así se adoptaron.
Pasaban los minutos que nunca volverían a existir ya que solamente vivían para forjar un pasado, presente y un futuro. Pero contagiado de preguntas que su madurez no le permitían contestar correctamente. El Gordo iba creciendo como cualquier niño normal. Iba a la escuela todos los días, en las tardes entrenaba fútbol soccer y regresando hacia la tarea.
Disfruto y me divierto entrenando el deporte que me gusta. Me quiero dedicar a eso, pero, ¿Como le voy hacer, si todos me dicen qué es bien difícil?, ¿Por qué no me dejan intentarlo?. Aquí fue donde empezo el desafío y la intensa búsqueda del YO verdadero para el Gordo.
El tenía ciertas actividades que disfrutaba. El fútbol, el dibujo, escritura, la lectura (filosofía, sociología, religión y temas que llevarán a un beneficio personal o a mas preguntas), y el realizar ciertas cosas que causarán un despliegue de adrenalina. Ciertamente, el nomas conocía eso y para los demás era un personaje más de una historia seria y aburrida que no le gustaba hacer nada divertido. El gordo muchas veces les dijo: conoceme y verás que soy totalmente lo contrario a lo que me estás catalogando. Pero él no podía esperar mas, puesto que veía como las personas te "conocían" por la forma en que te vestías o porque no te veían en sus lugares de hipocresía social. ¿Por qué no puedo llegar a conocer a una persona por lo que realmente es?, ¿Por qué tengo que platicar con un individuo que se disfraza de una tendencia pasajera para encajar en un elite social lleno de mentiras y seres sin pertenencía propia?. Esta preguntas que el Gordo una vez se hizo, fue porque el pasó por eso. Quizó conocer que era vivir en el mundo de un cholo, skater, intelectual, etcétera. Ninguna de estas "formas de vida" lo llenaron como persona, por que no tenía para el sentido el llevar una vida actuando conforme a perfiles y pensamientos ya hechos, de lo contrario eras rechazado. ¿Pero por que pase por todo esto para encontrarme a mi mismo? Se preguntó el gordo. ¿Por qué sin ser uno de ellos me aceptaban y hasta me consideraban como su amigo?, ¿Por qué no lo llegue a entender en ese momento?
El gordo no se iba bloqueando por cada pregunta que se iba cuestionando, se iba enriqueciendo al conocer su persona y empezando a entender una sociedad abrumada por clichés sociales y ciertos tabús que no los dejaban hacer lo que en realidad querían o perseguían.
¿Por qué es que pienso de esta manera?¿Por qué usar el método de Sócrates para entender mí VIDA?,¿Por qué tanta pregunta?
¿Qué quiero hacer de mí?, ¿Qué le voy a dar al mundo una vez que responda todas estas preguntas?, ¿Acaso algún día se acabaran?, ¿Tal véz alguién me ayude?
La misma vida del gordo era una pregunta. ¿Por qué existo?, ¿Por qué existimos?, ¿Por qué crecemos en una bomba de tiempo?, ¿Por qué existe lo que no existe?
Esas tantas preguntas es una denotante para que el gordo se dedicara al basto mundo de la creatividad. Un mundo al cual las preguntas te llevan a encontrar la cambiante a un mundo.
Alguna vez un amigo del gordo le dijo: Una vez que entras ya no puedes salir. Y vas a sufrir.

Y si, así fue. El gordo se aventuro a crear. A buscar como transmitir un mensaje que no lo dejaba dormir. A relatar una historia. A cambiar la forma de pensar de la gente. A dejar un grano de arena en el mundo al cual ama.
Siendo este mundo tan difícil, ¿por qué lo hago?, ¿Por qué no me dedico a una profesión en la cual no necesito talento para tener dinero?, ¿Por qué sigo pensando como transmitir un mensaje?, ¿Por qué sigo escribiendo?, ¿Por qué me sigo atormentando?
El gordo tenía una simple respuesta: Porque disfruto lo que hago, porque no lo hago por dinero si no por que amo lo que he tenido presente toda mi vida sin darme cuenta, porque esta profesión me llena como ser, porque es lo que he decidido hacer.
¿Por qué tanta pregunta? Se cuestionó el gordo. Y preguntó: ¿Qué hubiera sido de mí si no me hubiese cuestionado toda mi vida?, ¿Qué hubiera pasado si hubiese actuado sin preguntar?, ¿Qué sería de la vida sin el cuestionamiento personal?
¿Qué preguntas más llegarán?

2 comments:

Ziul said...

Aguas con las proyecciones :P no sabia que te gustaba el futbol.

materials said...

kayak6751
flytian
sunce026
taishici
lvmeng565